jueves, 16 de julio de 2009

Si el tiempo pasa.

Cuando el tiempo llega y pasa y no existe...
…y no existe el segundo ni la hora en que el tiempo no pase.
Se me olvidó existir un instante.
No recordé qué era y dejé de ser lo que sea que fuese.
Vagamos perdidos en las redes en que picamos. Las mismas redes que tejimos y redes que colocamos en la trampa. Redes que nos atrapan.

Dejé pasar el tiempo, y dejé caer la trampa, y fui preso de ambos y ahora no recuerdo qué
Pasa.